Qingdao, una bonita ciudad portuaria y gran centro industrial de la provincia de Shandong, acaba de librar una importante batalla contra la Covid-19.

(Antes y depués del brote)

Este pasado viernes día 16 de octubre, comentábamos con nuestro amigo, Sergio Jurado, la normalidad en la que estaba funcionando la R.P. China desde hacía un par de meses y que nos la transmitían desde allí nuestros familiares, amigos y empresarios.

Y por supuesto, comentamos también la inmediata y contundente reacción que había tomado la ciudad de Qingdao en cuanto se detectaron los primeros 3 casos positivos de la Covid-19 el pasado 11 de octubre.

La reacción no se hizo esperar en la ciudad: prueba de la Covid-19 a toda la población con el objetivo de eliminar el riesgo y la posibilidad de propagación de la epidemia en la comunidad.

(Una de las colas para hacer el test)

El 16 de octubre a las 18.00 h, hora de Pekín y 5 días después de que se detectara el primer positivo, se habían realizado test a un total de 10.899.145 personas y todas habían dado negativo, por lo que el riesgo de propagación comunitaria, que es lo que realmente preocupaba, se podía prácticamente descartar, logrando así un control temprano de la fuente de infección, el bloqueo de las rutas de transmisión y la protección a las poblaciones más vulnerables.

Una increíble movilización en la ciudad de recursos técnicos, médicos y decenas de miles de personas que llegaron para ayudar desde toda la provincia de Shandong y de otras regiones de la R.P. China.

Con esta movilización no sólo se quería mandar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos de Qingdao, sino a todo el país, pues el objetivo no es contener al virus sino cortar de raíz cualquier brote desde el primer momento en que vuelva a dar señales de vida, sea donde sea.

No es de extrañar las dificultades que existen hoy día para viajar a la R.P. China, empezando por un exhaustivo control de todas las personas que van a viajar desde el extranjero y una controladísima cuarentena una vez se llega al país.

Después de un largo y complejo proceso para poder volar a la R.P. China, MING DA Consulting vuelve a tener a uno de sus Senior Project Managers en Shanghái. Esperamos que la cuarentena de 14 días, que ahora empieza, se le hagan lo más llevadera posible y, una vez pueda moverse libremente por el país, consiga llevar a cabo, durante los próximos dos meses, su intensa agenda de trabajo.

¿Ha sido útil esta publicación?

Comparte en las redes sociales: